Y Hablando de Dolor…

Y hablando de dolor, me encontré que al ladito mismo…

Al ladito mismo de ese gran dolor, iba creciendo un fuerte impulso de venganza, que me poblaba de mucha, mucha ira, si se la tiraba encima al que me había hecho daño, me exponía a una rueda interminable de violencia y sufrimiento, y si me la guardaba,

si la guardaba en mí, me hundía en la tristeza,

una tristeza tan profunda que me impedía mantenerme en pie…

A través de las Constelaciones Familiares, comprendí que víctima y perpetrador, son una misma energía, y la línea que las separa, es… Tan Tan Sutil…

FB_IMG_1498866380614

Dentro de mí, (dentro de cada una de vosotras/os) hay una víctima y un perpetrador, trascender esa dualidad, te llevará a la sintonía con la fuente de energía creadora, la misma fuerza que te creo y que vive en ti.

Te propongo, que cierres tus ojos… y recuerdes un momento, en el que alguien te haya hecho daño… y en vez de mirar al otro… te invito a que te mires a ti misma/o…

Participar en Talleres de Las Nuevas Constelaciones Familiares te dará una nueva visión, podrás ver más allá, de lo que has podido ver hasta ahora… la comprensión irá llegando y te encontrarás viviendo una vida mucho más plena y alegre.

Texto Anadi Tinebó

 Chidananda Desarrollo Personal

Constelaciones Familiares   Yoga Integral

Reiki   Meditaciones Activas

Informes   601 – 31 80 36

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies