Te enoja, lo que ves…

Sigue enojándote lo que ves…

Lo que ves es.

Déjalo ser.

Proclama tu verdad.

Agradece lo que ves, pues eso es lo que te da la fuerza para proclamar lo que si Es.

Di tu verdad, hazlo como lo sientas.

No tiene por qué ser como lo hacen los otros.

Da igual lo que hagan los otros.

Observa todo lo que sientes, lo que más te enoja es “creer ver la hipocresía”.

Ellos no se dan cuenta, no se dan cuenta, no se dan cuenta y tú no estás aquí para demostrar lo que los otros no hacen “bien”.

Déjalos que hagan sus caminos.

Así son, se enamoran hoy de esto y mañana de lo otro y tú también.

Lo que difiere, es que tú ya sabes, que todo eso no es real.

No hay mérito para el que se cree meritoso.

La verdad, deja de ser verdad, cuando se la enjaula o encasilla.

Es época ésta, de muchos Maestros.

Ser “Maestro de sí mismo, es el gran mérito”

Luego si, sirve transmitir, pero atención al cómo, eso traerá más y más y más Karma.

Sólo hablar lo justo.

Sólo desde el Amor.

No pongas de tu parte, el ego lo oscurece todo.

Sé natural, lo natural es la Verdad.

No importa hasta donde llegues.

Olvida lo demás.

Anadi Tinebò

Sólo puedes compartir si mencionas al autor. (Todos los derechos reservados)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies