Amor Propio… Frases que inspiran

Puedes, pues siempre tienes la posibilidad de utilizar el “libre Albedrío”, de dejar de funcionar entre dos, de los tres Estado del Yo…

Recuerda el Yo Niño, aquel que se quedó atrapado en situaciones difíciles y/o traumáticas.

El Yo Padre, una grabación de todo lo escuchado de personas con autoridad sobre ti, más allá que desde el Yo Niño, te hayas sometido o rebelado… ¡Están allí en tu mental!

Puedes elegir posicionarte en tu Yo Adulto, él que está, en el aquí y ahora, en el momento presente, el que se siente conectado a todo y a todos por ese sutil hilillo brillante, que te une a la Fuente de Luz, a Dios, a la Divinidad.

Recuerda el Primer Principio del maravilloso libro del Dr. Miguel Ruiz, “Los Cuatro Acuerdos”.

“Se impecable con tus palabras”, tomando consciencia que esas palabras que pronuncias de forma consciente o inconsciente, podrían ser los pensamientos que provienen del Yo Niño o el Yo Padre…

Y con tus pensamientos y decires, creas tu propia realidad.

Situarse en el Yo Adulto, es permanecer en la luz y en el amor, es la base de una vida en plenitud y alegría.

Namasté

Anadi Tinebò

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies