Yoga

Yoga en sánscrito significa Unión
Unión de Cuerpo, Mente y Espíritu.

 

El origen del Yoga se ubica en la India, en el valle del Indo. Su antigüedad, no obstante, es difícil de determinar, pero se reflexiona que podría tener entre tres y cinco mil años.
Mi sentir es que la esencia del Yoga es llegar al equilibrio.
Pero ese “llegar” no tendría que confundirnos, con sólo mirar “la meta”; Yoga, también es el camino.
Su práctica continuada, en el transcurrir del tiempo, trae armonía a nuestras vidas, y es precisamente esa armonía la que necesitamos para establecernos en el estado de Yoga.
En occidente en la actualidad, se le da mucha importancia a las asanas, (posturas) y es común ver a los practicantes esforzándose, luchando con sus limitaciones, poniendo la energía en la exigencia y los méritos de llegar a la perfección física, acciones que los alejan de la amorosidad con ellos mismos y con los otros.
Yoga es mucho más que la práctica de asanas.

 

Según Patanjali, “Yoga es el cese de las fluctuaciones de la mente . Y el mayor error del intelecto, es creerse separado de la fuente”. En los Yoga Sutras, Patanjali define el Yoga como un método que comprende ocho pasos: Asthanga significa 8 miembros:
  • YAMA (abstinencias o conducta social)
  • NIYAMA (afirmaciones o conducta personal)
  • ASANA (posturas)
  • PRANAYAMA (ejercicios respiratorios)
  • PRATYAHARA, (capacidad de cerrar los sentidos a estímulos exteriores y retirarlos de los objetos)
  • DHARANA (concentración)
  • DHYANA (meditación)
  • SAMADHI (unión con Dios, el estado de conciencia cuando se está en éxtasis)

20170908_014510

Hay quien lo asume como una manera de trabajar el cuerpo y quien lo practica para trascender el mismo; quien lo sigue como una disciplina rigurosa e incorruptible; quien lo vive como una vía expansiva hacia el amor y alegría; hay quien, además, llega a él para tratar dolores físicos y quien ha descubierto un maravilloso camino hacia la conciencia y el despertar espiritual.

Podría decirse que el Yoga es todo lo anterior y mucho más, que tiene tal variedad de escuelas e interpretaciones que cualquier espacio para hablar de él resulta limitado, y que conlleva tan profundos beneficios, que sólo se puede conocer realmente a través de la experiencia de cada quien.

El Yoga es apropiado para todos, no importa la edad, o el estado físico. Es independiente de las creencias de las personas.

Podría decirse entonces que es un sistema psicológico, filosófico y científico.

La práctica de Yoga nos ayuda a comprender la vida como es, a ampliar la capacidad de goce y la fuerza de voluntad, a regular los procesos metabólicos, a aumentar la agilidad y la elasticidad, a desintoxicar el cuerpo, a revitalizar cada órgano, a permanecer siempre jóvenes.
Nos aporta, bienestar físico y mental, paz interior, expansión de los límites, implica todo un estilo de vida que involucra la observación, el respeto, la aceptación y el amor a ti misma/o, a todos los demás seres, a la naturaleza y a todo lo que te antecede.

PARA VER ENTRADAS DEL BLOG SOBRE ESTE TEMA

HAZ CLICK AQUÍ

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies